Salvatore Quasimodo: Maratón

Nadie escuchó el lamento
de las madres en Maratón, el grito
de las entrañas populares
Grecia era libre.
Grecia está libre. Maratón
es sitio de soldados, no sortilegios.
Aquí no se alzan templos ni ara.
Su túmulo está intacto.
Eubea se divisa desde lo alto.
Gusano de la historia en este suelo
todo rima, aquí la estela,
yelmos y espadas en la tierra.
Aunque haya Maratón tras Maratón
el hombre
de la llanura de Argos
vive preso entre muros
que parecen garitas de centinela.

versión: José Emilio Pacheco

Anuncios

About Carlos de Landa Acosta

ensayista, traductor y artista digital
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s