Hacia otras nebulosas

beth-moon

“Vía Láctea hermana luminosa

De los blancos arroyos de Canaán

Y los cuerpos de los amantes

Nadando muertos seguiremos

Tu curso hacia otras nebulosas”

(Guillaume Apollinaire)

imagen: Diamond nights por Beth Moon

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

El viaje más largo: Titán

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

Pier Paolo Pasolini: Una sola ruina

15380625_973065889464647_1705942932741675995_n
Una sola ruina, sueño de un arco,
de una bóveda romana o románica,
en un prado donde espumea un sol
cuyo calor es calmo como un mar,
y, del mar, tiene el sabor de la sal,
el misterio resplandeciente: lo reduce,
sobre la espuma, del mar de la luz,
la ruina está sola: liturgia y uso,
ahora profundamente extintos,
viven en su estilo —y en el sol—
para aquel que comprenda presencia y poesía.
Camina unos pocos pasos, y estás en la Apia
o en la Tuscolana, allí todo es vida,
para todos. De hecho, mejor es ser cómplice
de aquella vida que no tiene estilo
ni historia. Sus significados
se confunden en la sórdida paz 
indiferencia y violencia. Miles,
miles de personas, polichinelas
de una modernidad de fuego, bajo el sol
cuyo significado es también en su lugar,
se cruzan, pululando hachas
sobre cegadoras aceras, contra
la INA-Casa os precipitasteis en el cielo
Yo soy una fuerza del Pasado.
Solo en la tradición está mi amor.
Vengo de las ruinas, de las iglesias,
de los retablos, de las aldeas
abandonados en los Apeninos o los Prealpes,
donde vivieron los hermanos.
Camino por la Tuscolana como un loco,
por la Apia como un perro sin dueño.
O contemplo los crepúsculos, los amaneceres
sobre Roma, sobre la Ciociaria, sobre el mundo,
como los primeros actos de la Posthistoria
versión: Anna Montes Espejo
Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Federico García Lorca “Gacela De La Muerte Oscura”

lorca2

Quiero dormir el sueño de las manzanas,
alejarme del tumulto de los cementerios.
Quiero dormir el sueño de aquel niño
que quería cortarse el corazón en alta mar.

No quiero que me repitan
que los muertos no pierden la sangre;
que la boca podrida sigue pidiendo agua.

No quiero enterarme
de los martirios que da la hierba,
ni de la luna con boca de serpiente
que trabaja antes del amanecer.

Quiero dormir un rato,
un rato, un minuto, un siglo;
pero que todos sepan que no he muerto;
que hay un establo de oro en mis labios;
que soy el pequeño amigo del viento Oeste;
que soy la sombra inmensa de mis lágrimas.

Cúbreme por la aurora con un velo,
porque me arrojará puñados de hormigas,
y moja con agua dura mis zapatos
para que resbale la pinza de su alacrán.

Porque quiero dormir el sueño de las manzanas
para aprender un llanto que me limpie de tierra;
porque quiero vivir con aquel niño oscuro
que quería cortarse el corazón en alta mar.

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

Klaus Schulze: ecos del tiempo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Frank O’Hara: Al Capitán del puerto

d4048e6a7cd9785038d981af27d3d562

Quería estar seguro de alcanzarte;
aunque mi barco iba en camino se quedó atrapado
en algunos amarres. Siempre estoy atando
y después decidiendo partir. En tormentas
y al atardecer, con los espirales metálicos de la marea
alrededor de mis insondables brazos, no puedo
entender las formas de mi vanidad
o me marcho lejos con mi timón Polaco
en la mano y el sol que se hunde. A
ti te ofrezco mi casco y el harapiento cordaje
de mi voluntad. Los terribles canales donde
el viento me empuja contra los labios color marrón
de los juncos que todavía no quedaron detrás. Sin embargo
confío en la cordura de mi navío; y
si se hunde, bien puede ser en respuesta
al razonamiento de las voces eternas,
las olas que me impidieron alcanzarte.

Traducción de Juan Arabia

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

J.L Borges: el forastero

bf40a9a021fe728cefa4e85dcd570e1b

En el santuario hay una espada.
Soy el segundo sacerdote del templo. Nunca la he visto.
Otras comunidades veneran un espejo de metal o una piedra.
Creo que se eligieron esas cosas porque alguna vez fueron raras.
Hablo con libertad; el Shinto es el más leve de los cultos.
El más leve y el más antiguo.
Guarda escrituras tan arcaicas que ya están casi en blanco.
Un ciervo o una gota de rocío podrían profesarlo.
Nos dice que debemos obrar bien, pero no ha fijado una ética.
No declara que el hombre teje su karma.
No quiere intimidar con castigos ni sobornar con premios.
Sus fieles pueden aceptar la doctrina de Buddha o la de Jesús.
Venera al Emperador y a los muertos.
Sabe que después de su muerte cada hombre es un dios que ampara a los suyos.
Sabe que después de de su muerte cada árbol es un dios que ampara a los árboles.
Sabe que la sal, el agua y la música pueden purificarnos.
Sabe que son legión las divinidades.
Esta mañana nos visitó un viejo poeta peruano. Era ciego.
Desde el atrio compartimos el aire del jardín y el olor de la tierra húmeda y el canto de aves o de dioses.
A través de un intérprete quise explicarle nuestra fe.
No sé si me entendió.
Los rostros occidentales son máscaras que no se dejan descifrar.
Me dijo que de vuelta al Perú recordaría nuestro diálogo en un poema.
Ignoro si lo hará.
Ignoro si nos volveremos a ver.

imagen: Konen Uehara

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

El regreso

hyhy

La primera cosa que hizo Dios fue el largo viaje, aquella casa espera con un humo azulado , con un perro envejecido aguardando el regreso para expirar… Yorgos Seferis

Imagen: Ulises atado al mástil, escuchando el canto de las sirenas, Stammos ateniense del siglo V A.C

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

Junun – Hu (the Rajasthan Express)

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

Eliane Radigue: la isla resonante

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , | Deja un comentario