Matsuo Basho: Sendas de Oku

hengki Koentjoro

 “Este camino nadie ya lo recorre, salvo el crepúsculo.”

imagen: hengki Koentjoro

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Víctor Manuel Cárdenas: A la hora del fuego

 

Dani Yako2

No es necesario gritar a las cuatro esquinas que nos destruye el tiempo. Tú lo sabes. La casa te vistió de sepulcro y estás descalza, desnuda ante una ventana poblada de pancartas y silencios. Ocurre esta noche el balbuceo de los frutos maduros, la voz de un animal destrozado sobre su pronta sangre. Son las dos y te rodean Naquem, Nicaragua, El Salvador, labios de bocas sin dientes pidiendo pan. No es necesario beberse a los árboles para entregarse a la muerte, basta tu sexo recibiendo el impulso de puñal para blasfemar frente a las ciudades, frente a los ríos que ruedan con sus ojos ciegos. Puedes pasar la noche cubriéndote del frio con las pancartas, con las voces de los muertos colgando de tu nariz. No hay más verdad que la que observas, la que te impide dormir, la que te avienta a la calle para ser pisoteada en el asfalto.

imagen: Dani Yako

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Artur Rosa: Shores of Eridanus

shores_of_eridanus_by_arthurblue-d4jlg4y

¿Y si el futuro fuese el tiempo al que nos lanzamos como especie en busca del cumplimiento de un deseo expulsado de nuestra memoria en un pasado remoto, destinado a presentarse siempre espectralmente?

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

Odysseas Elytis: Las pequeñas épsilon (fragmento)

odysseaselytis2

Las amarguras que el tiempo arroja dentro de mí las sustrae de mis poemas. Me he llenado de arrugas, para permanecer terso ahí donde nadie me recordará. Una rosa que se vuelve poesía te puede destrozar mucho más que un puñetazo que no se vuelve poesía. Millares de palabras se marchitan en los libros rojos, cuando una simple muchacha dispara. Al parecer, incluso para derrocar gobiernos -qué triunfo- se necesita la buena calidad. En la tristeza de la interminable mediocridad que nos ahoga por todos lados, me consuela que en algún lugar, en alguna habitación pequeña, algunos obstinados luchan por eliminar el desgaste. Con pleno conocimiento de que un día este planeta se congelará o se incendiará junto con sus logros. Ellos, otro tipo de héroes, son los que harán quedar bien a la alguna vez humanidad.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Jean-Pierre Vernant: la memoria y el tiempo 3

AN ATTIC BLACK-FIGURED LEKYTHOS ATTRIBUTED TO THE ATHENA PAINTER, CIRCA 500-490 B.C.

El desarrollo de una mitología de Kronos al lado de ésta de Mnemosyne nos parece que corresponde por lo tanto a un período de dificultades y de inquietud tocante a la representación del tiempo. El tiempo es objeto de preocupaciones doctrinales y adopta la forma de un problema cuando un dominio de la  experiencia temporal se muestra incompatible con la concepción antigua del devenir cíclico que se aplica al conjunto de la realidad y regula al mismo tiempo los trabajos estacionales, la periodicidad de las fiestas, la sucesión de las generaciones: el tiempo cósmico, el tiempo religioso, el tiempo de los hombres. Esta crisis se produce en el mundo griego hacia el siglo VII a. C., en el momento en el que se expresa, con el nacimiento de la poesía lírica, una nueva imagen del hombre. El abandono del ideal heroico, el advenimiento de valores directamente ligados a la vida afectiva del individuo y sometidos a toda clase de vicisitudes de la existencia humana: placeres, emociones, amor, bondad, juventud, tienen por corolario una experiencia del tiempo que ya no encuadra con el modelo del devenir circular. En la concepción arcaica,  el acento estaba puesto sobre la sucesión de las generaciones humanas reemplazándose las unas a las otras mediante una circulación incesante entre los muertos y los vivos.: el tiempo de los hombres parecía entonces integrarse dentro de la organización cíclica del cosmos. Cuando el individuo se vuelve hacia su propia vida emocional y, entregado al momento presente, con lo que éste le proporciona de dicha y de dolor, coloca en el tiempo que pasa los valores a los cuales estará ligado de ahora en adelante, él mismo se siente arrastrado en un flujo móvil, cambiante, irreversible. Dominado por la fatalidad de la muerte que orienta todo el recorrido, el tiempo en el cual se desenvuelve su existencia aparece como una potencia de destrucción, que arruina irremediablemente todo lo que a sus ojos valora la vida. La toma de conciencia más clara, a través de la poesía lírica, de un tiempo humano que huye sin retorno a lo largo de una línea irreversible pone en entredicho la idea de un orden enteramente cíclico, de una renovación periódica y regular del universo.

Hi6crQhgGLi5xEtwu8XtBV7PDnA

 

imágenes: Lekithos ( λήκυθος) funerarios atenienses cerca 500-490 B.C Clepsidra (κλεψύδρα), relój de agua griego

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Yannis Ritsos: Sonata

marville-ss-061

Déjame ir contigo
Qué luna esta noche…
Es buena esta luna, no se marcarán mis canas
La luna hará que mi pelo vuelva a ser dorado –no te darás cuenta
Déjame ir contigo

En noches bañadas por la luna
las sombras se engrandecen en mi casa
Manos invisibles corren las cortinas
Un dedo tenue escribe palabras olvidadas en el polvo que cubre el piano
No quiero oírlas… Cállate

Déjame ir contigo
Sólo un rato, hasta la valla de la fábrica de ladrillos
Hasta donde la calle se esconde tras la curva y aparece la ciudad de cemento, de aire
Blanqueada de cal lunar
Tan indiferente y etérea
Tan positiva que parece metafísica
Tanto, que finalmente puedes creer que existes y que no existes
que jamás has existido, que el tiempo y sus secuelas no han existido…
Déjame ir contigo

Nos vamos a sentar un rato sobre la acera, en la pequeña colina
y como nos llegue el soplo de esta brisa de primavera
puede que nos imaginemos volando
porque a menudo, incluso a estas alturas, el chasquido de mi falda
llega a mis oídos como el aletazo de dos alas potentes

 

versión: Dimitris Kyriakou

imagen: Charles Marville

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Jean-Pierre Vernant: la memoria y el tiempo 2

img011145252

No es preciso engañarse sobre el contenido de esta divinización de Kronos y sobre la nueva importancia prestada al tiempo en este tipo de Teogonía. Lo que está hieratizado es el tiempo que no envejece, el tiempo inmortal e imperecedero cantado en los poemas órficos bajo el nombre de Kronos ageraos.  Semejante a otra figura mítica, el río Océanos, que abarca dentro de su curso inagotable a todo el universo, Kronos tiene el aspecto de una serpiente enroscada sobre sí misma, de un  ciclo que rodeando y ligando el mundo hace del cosmos, a pesar de las apariencias de multiplicidades y de cambios una esfera única eterna. La imagen divinizada del tiempo tradiciona, pues, una aspiración hacia la unidad y la perenidad del Todo comparable a la que se expresa en un plan diferente, en la filosofía de Parménides y en su crítica del devenir. Bajo la forma divina, Kronos aparece, en tanto que principio de unidad y permanencia, como la negación radical del tiempo humano, cuya cualidad afectiva es, por el contrario, la de un poder de inestabilidad y destrucción que gobierna, así como proclamaba Parón, el olvido y la muerte.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Odiseo a Telémaco (Joseph Brodsky)

KRONOS Y AIÓN

Querido Telémaco,
la guerra de Troya
terminó; Olvidé el vencedor
pero han de ser los griegos, pues sólo ellos dejarían
tantos muertos lejos de su patria.
Mas el camino de vuelta a casa me ha sido muy largo.
Mientras allá perdíamos el tiempo, el viejo Poseidón,
así parece, extendía y alargaba el espacio.

No sé dónde estoy o qué lugar
puede ser éste. Parecería una isla cualquiera, sucia,
con arbustos, tumultos y grandes cerdos gruñendo.
Un jardín rebosante de maleza; una reina o alguien más. 
Hierbas e inmensas rocas… Telémaco, hijo mío!
cuando viajas duante tanto tiempo todas las islas
lucen iguales. Y la cabeza se aturde, contando las olas; y los ojos lloran, turbios de horizonte, y la carne del agua inunda los oídos.
Ya no recuerdo el final de la guerra;
incluso tu edad, ya no la recuerdo.

Hazte fuerte, Telémaco mío, crece.
Sólos los dioses saben si…

Ver la entrada original 58 palabras más

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Jean-Pierre Vernant: la memoria y el tiempo 1

8d20f1898b32352311f586eb672fab7c--uranus

Según Ferécides (Φερεκύδης), que pasaba por haber sido el maestro de Pitágoras, debido a que fue el primero en afirmar la inmortalidad del alma y formular la teoría de la reencarnación, el tiempo, Kronos, es divinizado y situado en el origen mismo del cosmos. De su semilla nacen los dos elementos antitéticos de los que está compuesto el universo. Como ser viviente y y noción abstracta, Kronos, juega, pues, en el nacimiento de las cosas el papel de un principio de unidad que transciende a todos los contrarios. Se vuelve a encontrar a Kronos en las teogonías órficas en las que asume una función análoga: monstruo polimórfo, engendra el huevo cósmico que abriéndose en dos da origen al cielo y a la tierra y hace brotar a Fanes, el primer nacido de los dioses, divinidad hermafrodita en la que desaparece la oposición del macho y la hembra.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

John William Waterhouse: Ulises y las sirenas 1891

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario